Artículos Juventud Niños ¿COMO TRATAR A NIÑOS ESPECIALES?

¿COMO TRATAR A NIÑOS ESPECIALES?

Cuando una pareja hace planes para tener un hijo, casi nunca se plantea que pasaría si tiene un niño con necesidades especiales. Cuando el nacimiento de un bebé no cumple con las expectativas de los padres, muchos se derrumban y se preguntan ¿Por qué a mí? Y otros después del impacto de tener un niño diferente que necesitará cuidados especiales, inician un proceso de asimilación y deciden aceptar con alegría el regalo de tener un niño con necesidades diferentes de los demás. En nuestra sociedad la mayoría de las personas no lo aceptan, y lo ven como un gran problema o una desgracia familiar, rechazándolos ya sea por defectos físicos o psicológicos sin importarles que los niños tengan sentimientos y se les lastime con esa actitud. 
Afortunadamente esto va cambiando poco a poco, y se ha empezado a asimilar que cada niño que llega a un hogar es un gran regalo, y que la familia que tiene un niño especial es porque realmente necesita aprender una forma de vida diferente.

Diferentes tipos de Niños Especiales:
El niño con retraso mental. Representa un gran reto para los maestros y sobre todo para los padres. Aunque cada niño tiene diferente potencial a desarrollar, se necesita mucha paciencia y dedicación para lograr el desarrollo adecuado a su nivel.
El niño con síndrome Down. Es una alteración genética que ocurre en 1 de cada 700 nacimientos, y constituye la causa más común de retraso mental en todo el mundo. Aunque se desconoce el origen de dicha alteración, se sabe que no está relacionado con la nacionalidad, raza, religión o condiciones socioeconómicas.
Las principales alteraciones en el desarrollo de las personas con síndrome de Down se presentan en las áreas cognitiva y motora, sin embargo, al igual que en el resto de la población, cada quien tiene sus propias capacidades y personalidad que los diferencia unos de otros, por lo que resulta indispensable ofrecerles atención y educación especializadas desde el nacimiento con el fin de promover la adquisición de habilidades y destrezas que favorezcan su desarrollo y que contribuyan a mejorar su calidad de vida.
El niño con TDA (TDAH).

El niño con “Déficit de Atención” manifiesta problemas en la conducta, capacidad para concentrarse, impaciencia y bajo rendimiento escolar. 
Estos niños reciben menos estímulos de reconocimientos por sus aciertos y más regaños por sus fracasos a diferencia de los alumnos cuyos resultados, disciplina y obediencia son destacables para el docente que está molesto por la resistencia continua que presenta el niño. Los obligan a ocupar asientos alejados del maestro, reprimen y castigan con mayor frecuencia y dureza sus faltas leves que van evolucionando hacia las graves. Se observa cierta tendencia a utilizar menos sus ideas y sugerencias, lo que afecta y deteriora su autoestima y autoconfianza canalizando energías hacia otros problemas. 
En la vida se puede aprender que todo se logra con esfuerzo, optimismo y una gran fuerza de voluntad. Observar que estos niños pueden lograr muchas cosas a un paso y velocidad diferente, disfrutar cada logro obtenido y compartir con ellos los sentimientos de amor y comprensión, permite a los padres y familia en general fortalecerse y disfrutar la dicha compartida de tener un hijo especial.